Poema de una hija sin madre

Lloró bajo las sábanas

la mañana que enterraron a su madre

Lloró al día siguiente

cuando vio a su padre llorar

Al leer las cartas de despedida

Que ella les dejó

Lloró todas las tardes

De un año entero

Al volver de clases

Y no encontrarla en casa

Lloró al vaciar su placard

Porque entendió

que ya nunca volvería

Lloró cuando terminó el colegio

Porque descubrió que crecer

Era alejarse cada vez más

De los días con ella

Lloró al ver a su amiga

Odiar a su madre

Porque sintió que hasta eso

Era mejor que la nada

Lloró cuando cumplió treinta

Porque contó los años

Y ya eran más sin ella que con

Lloró cuando escuchó un cassette

de su madre cantando

Porque notó que ya casi

No recordaba su voz

Lloró cuando encontró en un cajón

La agenda de su madre incompleta

del año en que murió

Lloró el día que se casó

Recordando cuando su madre le dijo

Cuando te enamores,

¿me lo vas a contar?

Lloró cuando regalaron su guitarra

Porque recordó las noches de insomnio

En que ella la dormía

Con su voz entonada

Lloró cuando nació su hija

porque ahora era madre

Pero aún quería ser hija

Lloró cuándo nació su segunda hija

porque gritó en silencio mamá vení

sabiendo que nadie vendría

Lloró cuando perdió un embarazo

Sabiendo que lo único que la consolaría

serían los brazos de su madre

alrededor de su vientre vacío

Lloró cuando le diagnosticaron

Una enfermedad sin cura

Porque ahora serían sus hijas

Las que llorarían por ella.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s